Procesos judiciales para la reclamación de deudas

98 556 18 41
Procesos judiciales para la reclamación de deudas

La crisis ha provocado que cada vez más empresas y autónomos tengan problemas para cobrar sus facturas. El aumento de la morosidad y la reclamación de impagados ha tenido un crecimiento notable que, si bien se ha ralentizado, nos ha puesto a la cabeza de los países desarrollados en el ranking de los más perezosos a la hora de pagar nuestras deudas.

Cuando hablamos de la gestión de deudas es necesario conocer los aspectos críticos de este proceso. El primero de ellos, el tiempo. Las posibilidades de éxito disminuyen cuanto más antigua es la factura que reclamamos. El paso del tiempo fortalece la posición del deudor, el acreedor aparece como desinteresado en reclamar lo que le corresponde e incluso quien debe pagar se siente con derecho a no hacerlo.

Por ello es crítico reclamar el pago de lo que nos deben cuanto antes y, si es necesario, que lo haga un despacho especializado, según nos indican desde el bufete de  Abogados Asturias que cuenta con despachos en Oviedo, Avilés y Mieres.

En cuanto a los procedimientos judiciales más apropiados para la reclamación de cantidades, podemos resumirlos en los siguientes:

Proceso Monitorio: se trata de un procedimiento ideado para la reclamación de impagados, ágil al ser un proceso exclusivamente documental y económico al no ser necesaria la intervención de procurador.

Procesos Verbal y Ordinario: el primero para deudas de hasta 6.000 € y el segundo para reclamaciones superiores a esa cantidad, son los juicios más complejos, donde habrá generalmente audiencia previa y juicio.

Proceso Cambiario: ideado para reclamar cantidades reflejadas en cheques, pagarés o letras de cambio, es un proceso ágil que permite embargar bienes del deudor sin una sentencia condenatoria.

haz clic para copiar mailmail copiado