La declaración de herederos

98 556 18 41
La declaración de herederos

Uno de los servicios más habituales en el despacho de abogados en Avilés es el trámite de realizar la declaración de herederos, una manifestación del testador que, obviamente, se puede realizar en vida, o cuando se dan causas repentinas e inesperadas de muerte, después del fallecimiento (se denomina abintestato) y que sirve para nombrar los herederos del patrimonio de una persona.

Este trámite que podemos hacer en Abogados Asturias no tiene nada que ver con el reparto de los bienes, algo que se hace a posteriori, sino que sirve únicamente para designar la categoría de los posibles herederos y discernir entre forzosos y legítimos, pero sobre todo, establecer lo que se denomina como herencia, es decir, todos los bienes, derechos, patrimonio y obligaciones de una persona que deja cuando fallece.

Así, en el despacho de abogados en Avilés explicamos a nuestros clientes en qué se diferencian los herederos forzosos y legítimos y vamos a aprovechar para hacerlo también en las siguientes líneas. Los herederos forzosos se rigen por el Código Civil español y son los hijos y descendientes respecto de sus padres y el viudo o viuda, mientras que los herederos legítimos son los hijos y descendientes, padres y ascendientes, cónyuge, hermanos e hijos de hermanos, resto de parientes colaterales hasta el cuarto grado de consanguinidad y, en último lugar, el Estado.

Pero para entender la utilidad de esta declaración hay que tener presente que el heredero legítimo puede ser forzoso o no, como por ejemplo, si se da el caso de que no exista ningún heredero forzoso ni tampoco testamento, heredarían el patrimonio del fallecido los restantes herederos legítimos, esto es, hermanos e hijos de hermanos y los siguientes parientes ya mencionados en ese mismo orden.





haz clic para copiar mailmail copiado